1865 Broadway rascacielos

Nueva York

1865 Broadway rascacielos

Con sus 125 metros, el edificio residencial y de negocios «1865 Broadway» es un rascacielos pequeño pero resultón (para los estándares de Nueva York) situado entre Columbus Circle y el Lincoln Center. Sobre una base de seis plantas con tiendas y superficies comerciales, la estrecha torre residencial se eleva y ofrece en 27 plantas espacio para más de 160 unidades de viviendas. Skidmore Owings & Merrill (SOM) proyectan desde 1965 el segundo edificio en este punto: Al igual que el edificio anterior para la American Bible Society, también el nuevo rascacielos destaca sobre la topografía más baja de las construcciones cercanas y ofrece amplias vistas hasta Central Park y el río Hudson. Placas de cerámica blancas recubren el revestimiento del edificio con una cuadrícula homogénea de la fachada que se rejuvenece de forma elegante en tres niveles hasta el borde superior del edificio. Los elementos tridimensionales tienen una anchura de 543 mm y de hasta 760 mm, y sobresalen del nivel de la fachada con redondeces oscilantes de entre 120 mm y 200 mm. Se diseñaron especialmente para la nueva obra en una estrecha colaboración con los arquitectos y se montaron suspendidos y ventilados tomando como base el sistema LONGOTON de Moeding.

Arquitecto: SOM Architects I Nueva York
Producto: LONGOTON®
Color: Blanco, vidriado
Forma: Forma especial
Foto: Sinziana Velicescu I Shildan Group

Debido a la complejidad de la geometría de las placas y a los tamaños poco habituales de estas, había que superar algunos retos. La particularidad de este Proyecto influyó sobre todos los implicados en la producción y los elementos de ladrillos se fabricaron con un gran compromiso. Para las transiciones entre los elementos de ladrillos dispuestos en horizontal y en vertical eran necesarios algunos pasos muy exactos y complicados. Aquí, nos proporcionó muy buenos servicios nuestro nuevo equipo de calibrado controlado por ordenador. Así, se pudo asegurar una disposición muy exacta de las juntas también en los detalles complejos de la fachada. La estrecha colaboración comprometida y de confianza entre todas las partes implicadas, tanto por parte del cliente como de Moeding, ha dado lugar a este excelente resultado del que todos pueden estar orgullosos.

Dietmar Müller, MOEDING Keramikfassaden